Percebe

Percebe

La parte comestible del percebe tiene una piel morada y dura que finaliza en una uña (cubierta de pequeñas escamas) formada por varias piezas. El pedúnculo carnoso o pie es lo que le permite adherirse a las rocas, donde vive, en zonas muy batidas. Forma grupos o piñas. El percebe gallego es más grueso y oscuro que el que viene de Marruecos y la uña es más aguda y rojiza y con menos placas que el canadiense.

Su captura está regulada mediante planes de explotación específicos para esta especie aprobados anualmente. Puede cogerse a pie o desde embarcación. Para separarlo de las rocas se utiliza una rasqueta o raspa. Disponible todo el año.

No hay muchas vueltas que darle: cocidos, a ser posible en agua de mar, con una hoja de laurel. Un paño encima de la fuente donde se sirvan ayudará a mantenerlos a la temperatura idónea y a evitar la pérdida de humedad. Pruebe a hervir unas patatas del país en el agua donde los coció y verá que sabor.

Datos de la especie

  • Código FAO: PCB
  • Nombre científico: Pollicipes pollicipes
  • Nombre gallego: Percebe
  • Nombre castellano: Percebe
  • Grupo biológico: Crustáceos
1,5 cm

Tamaño mínimo: 1,5 cm

Forma de medición: El tamaño del percebe se medirá por el diámetro mayor de la base del capítulo, a la altura de las placas inferiores (desde la base del rostro hasta la base de la carena). Cuando se presente formando piñas, al menos el 60% del peso de la piña deberá estar constituído por ejemplares que alcancen el tamaño mínimo