Almeja japonesa

Almeja japonesa

La característica que más destaca de la almeja japonesa es que tiene las costillas muy marcadas. Las líneas que surcan su concha forman cuadritos al cruzarse, cuadritos que son mucho más marcados que los de la almeja fina. Cuando está abierta es cuando se puede ver como tiene los sifones unidos hasta la mitad, lo que la diferencia de la almeja fina. En cuanto a su color es, normalmente, oscura, moviéndose los tonos entre lo tostado y el gris casi negro.

Esta almeja tiene un crecimiento muy rápido, lo que motiva que su precio sea más bajo, llegando progresivamente en mayor cantidad al mercado. Por eso, también son cada vez más los lugares en Galicia en los que se cultiva esta especie. Una parte muy importante de las importaciones de esta almeja procede de Italia, por lo que en algunos lugares se vende cómo "italiana".

Esta almeja, de agradable sabor, ofrece una relación precio/calidad muy apreciada por el consumidor. Admite las mismas formas de preparación que las vistas para las otras almejas: a la marinera, con otros pescados, con arroz, pasta, habas... en sopas o guisos, en caldeirada...

Datos de la especie

  • Código FAO: CLJ
  • Nombre científico: Ruditapes philippinarum
  • Nombre gallego: Ameixa xaponesa
  • Nombre castellano: Almeja japonesa
  • Grupo biológico: Bivalvos
35 mm

Tamaño mínimo: 35 mm

Forma de medición: El tamaño se medirá midiendo el eje mayor o anteroposterior

Dónde encontrarlo